04 agosto 2009

Recuérdame


Recuérdame cuando duermes y adivino lo que sueñas,
cuando lejos de nuestra cama sea en mí en quien piensas,
recuérdame.

Recuérdame cuando parta y no regrese a nuestra casa,
cuando el frío y la tristeza se funden y te abrazan,
recuérdame.

Recuérdame cuando mires a los ojos del pasado,
cuando ya no amanezcan en tus brazos
y que seas invisible para mí, para mí.

Recuérdame, amándote, mirándote a los ojos,
atándome a tu vida;
recuérdame amándote, esperándote tranquila
sin rencor y sin medida;
recuérdame, recuérdame que mi alma fue tatuada
en tu piel.

Recuérdame cuando sientas que tu alma está inquieta,
si el deseo y tu amor no me calientan,
recuérdame.

Recuérdame cuando mires a los ojos del pasado,
cuando ya no amanezca en tus brazos
y que seas invisible para mi, para mi.

Recuérdame, amándote, mirándote a los ojos,
atándome a tu vida;
recuérdame amándote, esperándome tranquila,
sin rencor y sin medida;
recuérdame, recuérdame que mi alma está tatuada
en tu piel.

Recuérdame, amándote, mirándote a los ojos,
atándome a tu vida;
recuérdame, recuérdame que mi alma fue tatuada
en tu piel.



LA QUINTA ESTACIÓN & MARC ANTHONY

2 comentarios:

Deep Loving Feelings dijo...

Recuerdame..
Me encanto :)
Un beso grande

Martín

KI dijo...

Imposible olvidarla... Si la recuerdo sin siquiera observarla...